BALLENA JOROBADA

ballena jorobadahttp://derechoambientalcolombiano.org/Assets/Images/ballena-.jpg 

Las ballenas jorobadas llegan a la Bahía de Banderas para reproducirse y tener a sus crías. Sus aletas pectorales pueden medir hasta 5 m de longitud (siendo las más grandes de todas las ballenas), característica que les permite impulsarse para dar espectaculares saltos de hasta 15 m de alto. Las ballenas pueden observarse de diciembre a marzo. En ocasiones encontramos grupos de machos de entre tres y quince individuos que compiten entre sí, nadando a gran velocidad, e incluso obstruyéndose unos a otros, para acercarse a la hembra, la cual nada frente a ellos. Hay un gran número de empresas, como Vallarta Adventures, que organizan tours para ir a ver a estos enormes mamíferos marinos.

.

Una de las excursiones mas bellas que existen en República Dominicana es la visita al Santuario de las Ballenas Jorobadas en la Bahía de Samana’ y en el Banco de Plata , localizados en el Noroeste del país. donde Todos los años, entre los meses de diciembre y abril, unas 3,000 ballenas Jorobadas vienen a reproducirse en las cálidas aguas en las costas del Océano Atlántico. Hasta hace poco se creía que sólo el 85% de las ballenas jorobadas del Atlántico nacía en aguas dominicanas y regresaba anualmente a aparearse y reproducirse. Pero un reciente estudio reveló que todas las poblaciones del Atlántico Norte vienen a reproducirse en nuestras aguas.

Es un espectáculo sorprendente te espera cada verano en Bahía Samaná: las ballenas jorobadas que vienen desde los mares de Islandia, Greenland, Canadá, y América Norte, que llegan al mar Caribe para parir y buscar pareja en el agua caliente. Desde enero hasta marzo, son miles que se quedan en Bahía Samaná.

El espectáculo es impresionante, cuando los machos de 40 toneladas saltan arriba el agua y caen abajo unos metros adelante. Si no gana reacciones de ninguna hembra el macho trata a atraerlas con una canción larga y monótona que las ballenas pueden oír hasta un radio de 30 kilómetros. Solamente los que son sumergiendo pueden escuchar este canción. Después dar luz a sus pequeños, las ballenas preparan su regreso hasta el norte. Desde 1986 “Banco de Plata”, Samaná, se ha convertido en un santuario para la protección de las ballenas.

En estos momentos hay agencias que ofrece excursiones a lugares como el Santuario de las Ballenas Jorobadas, donde las personas podrán acercarse a escasos metros de estos colosales mamíferos y contemplar esta fascinante panorama que los dejará pasmados de tanta belleza. Esta salidas son posible solo en los mesesde Enero, Febrero y Marzo.

Las ballenas jorobadas en el Pacífico colombiano

Tan real como la noticia de que el sol sale todos los días, es la llegada puntual cada año de cientos de ballenas jorobadas al Pacífico colombiano, prófugas del invierno en el Polo Sur y ávidas de las aguas cálidas.
Estas aguas tropicales de Colombia les faciliten parir a sus crías, alimentarlas y enseñarles a respirar, mientras que los machos aprovechan el inmejorable ambiente para cortejar a las hembras y continuar así con la multiplicación de la especie.ballena jorobada

Avistamiento de ballenas

No es exagerado afirmar que la presencia de los enormes mamíferos es uno de los espectáculos naturales más bellos y alucinantes, que confirman que de verdad la naturaleza es sabia y tiene un orden.
Para este caso, un orden que comienza simultáneamente con el mes de julio cuando se advierte la presencia de los primeros cetáceos que vienen de un largo viaje.
Gracias a los 25º C de temperatura del océano Pacífico en las costas colombianas, es posible que estos colosales mamíferos honren a Colombia con su llegada, su presencia y su extensa estadía de casi cuatro meses.
Aproximadamente 8.500 kilómetros recorren las ballenas para estacionarse hasta octubre en el Pacífico y convertir a varios paraísos naturales de Colombia en las mejores plataformas para la observación del fenómeno.
Pero a pesar de su envergadura y la aproximación de las ballenas a zonas someras de las playas, su avistamiento es una actividad segura, siempre y cuando se mantengan distancias prudenciales, sobre todo desde las embarcaciones, cuando los espectadores no reprimen el entusiasmo y zarpan en búsqueda de encuentros tan cercanos como la única relación estable entre la madre y el ballenato, la cual ocurre durante el primer año de vida hasta el episodio del destete, siendo las costas de Colombia locaciones principales de tan hermoso regalo de la fauna marina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s